Cabello, Cosmética natural

Champú sólido de vainilla y coco – Lamazuna | ¿Perfecto para cabello seco?

Decir que los champús sólidos están a la orden del día es quedarse corto. Actualmente cualquier cosa con las palabras sólido, sin plástico, natural o ecológico o derivados, es todo un reclamo publicitario. Por lo que no es de extrañar que cada vez más marcas se lancen con estos productos al mercado. Este champú sólido de vainilla y coco de Lamazuna es de esos productos que llaman la atención pero, ¿vale la pena?

Antes de nada hace falta aclarar que palabras como las que he mencionado antes, sólido, sin plástico, natural o ecológico entre otras, no siempre están relacionadas. Cuando vemos un champú con el reclamo de sólido vegan nos falta tiempo para correr hacia él, pero no quiere decir que sea natural, que sea ecológico o que sea de calidad (concepto importante, lo natural no siempre es sinónimo de calidad o de eficacia). Todos son conceptos distintos que quizá deberíamos tener más claros y que muchas marcas aprovechan para engañarnos como consumidores. Dicho esto, empecemos.

Lamazuna, una vida sostenible

Todo empezó con distintas elecciones hacia una vida sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Desde los envases de Lamazuna hasta los productos finales son sostenibles y están creados con la idea de reducir los residuos como en el caso de los plásticos, de todos sus productos. No solo podemos encontrar champús sólidos, también copas menstruales, compresas de tela, desodorantes sólidos o incluso discos desmaquillantes de tela o un curioso bastoncillo de bambú para los oídos.

DSC_2629-2

En este caso, sí, se trata de un champú sólido, vegano, cruelty free y natural. Viene en un envase de cartón muy mono y sin nada de plástico. ¿Soy la única que no entiende por qué muchos productos sólidos vienen en una caja recubierta de plástico y con más plástico envolviendo el producto? Vale, entiendo que por mucho que sea sólido no quiere decir que tenga que venir sin plástico, pero si que es la idea principal, ¿no?

Además, podéis comprar un envase/soporte de cristal y metal en el que dejar secar nuestro champú y luego guardarlo por unos 5€. Mucho mejor que la lata de Lush donde debemos guardar el producto ya seco. En caso contrario, el desastre que formamos en un minuto puede ser curioso.

Delicia para los más golosos

Se trata de un champú pensado para el cabello seco con una forma un poco curiosa, aunque si puedo hacer una pequeño apunte, es para cabello MUY seco. No suelo usar mayúsculas por aquí, pero es necesario remarcar que si tenéis el pelo seco o dañado quizá sea demasiado, como es mi caso. Siempre os hablo desde mi punto de vista claro.

El culpable de que diga eso sea seguramente el aceite de coco en segunda posición del INCI. Os dejo la lista de ingredientes para las más entendidas: 

Sodium Cocoyl Isethionate, Cocos Nucifera (Coconut) Oil * Montmorillonite, Aqua (Water), Illite, Stearic Acid, Palmitic Acid, Caprylyl/capryl Glucoside, Coco Glucoside, Parfum (Fragrance), Ci 77288 (Chromium Oxide Green), Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil                   *De agricultura ecológica

Podemos ver que tiene una composición bastante simple, y si tenéis dudas, os dejo su página web que explica punto por punto que es cada ingrediente y para que sirve. Además remarcan que no contiene sulfatos. Sea como sea, su olor es muy característico a coco y vainilla (imagino que esa será la fragancia que contiene). O lo amas o lo odias vaya. En mi caso adoro ese olor, aunque se que puede resultar empalagoso.

La forma no me gusta, no me parece cómoda para cogerlo con la mano como las típicas pastillas que vemos en otras marcas. Se puede usar sin mucho problema, pero no me parece muy ergonómica y los picos que hace me resultan molestos hasta que se quedan más lisos del uso.

¿Dos botes = uno sólido?

Des de la marca nos dicen que su duración equivale a dos botes de champú convencionales, pero no mencionan cuantos lavados. En mi caso y de otras personas que lo han usado esto no es así; el champú desaparece en un suspiro.

Antes de seguir y con la idea de buscar una marca más conocida, pondré el ejemplo de Lush y sus champús solidos que conozco bastante bien. Ambos tienen 55 gramos de producto y ambos rondan ya los 10€ (Lush se encargó hace un tiempo de subir sus precios). ¿La principal diferencia? Mientras Lamazuna promete que sus solidos duren como dos botellas convencionales, Lush lo hace con tres o aproximadamente 80/100 lavados. Si ponemos que son unos 90 lavados, cada bote equivale a 30 lavados.

No os puedo decir que los de Lush duren exactamente eso, pero si que duran muchísimo más que Lamazuna que por el mismo precio promete unos 60 lavados si hacemos el calculo. Por lo que en caso de que nos lavemos el pelo día si día no como en mi caso, deberíamos tener champú para cuatro meses, tres en el peor de los casos.

¿Para que os cuento todo este rollo? Pues yo lo he usado durante un mes y apenas me queda, y eso que lo he ido intercalando con otros. Muy poco tiempo para lo que promete y lo que he visto en otros productos similares.

Menos limpieza

Pues si en el precio/duración del producto en si me parece que no cumple las expectativas, en la duración del cabello limpio menos, a pesar que dicen que su formula permite espaciar el tiempo entre lavados. Los primeros días me gustó mucho, pero a medida que lo usaba me notaba la raíz más grasa. Primero pensé que ese día me había pasado con el acondicionador, pero cuando vi que era recurrente lo elimine de la rutina así como cualquier producto sin aclarado. Solo usaba el champú.

¿Resultado? Mi raíz cada vez estaba más grasa y sin volumen ninguno. Además de las raíces muy grasas, el resto del pelo también me lo veía apelmazado, una sensación de la que siempre huimos. Pasé de aguantar incluso tres días sin lavar el cabello a tener que lavarlo cada día. Hasta que decidí cambiar de champú y volví a mi adorado Karma de Lush. Mi pelo volvió a tener vida y movimiento. Por ese motivo decidí usarlo una vez cada X, o darme una enjabonada con este y una segunda con uno más fuerte que limpiara en profundidad.

Entonces, ¿vale la pena?

Yo no repito con este, ni si quiera lo he acabado por que me engrasa mucho. Le daré otro uso ya que no quiero tirarlo… quizá para lavar las brochas. Pero este en concreto es un no rotundo. No he leído malas opiniones sobre él y tenía ganas de que me gustara, pero esta vez no ha sido posible. Cosa que no entiendo por que tengo el cabello muy seco y algo dañado por los tintes y demás. Tienen uno de argán y también es para cabello seco, pero os confieso que me da cierto miedo probarlo y que me salga como este. Mi madre esta con otro de la marca y dice que le gusta, es de chocolate y está indicado para cabellos normales. Lo probaré y os hablaré de él si os interesa.

nota_1_5


Su olor me sigue enamorando, pero es una decepción total. ¿Os ha pasado alguna vez que queréis que os guste un producto, pero luego resulta ser un chasco? Así me siento yo, por que me encanta su filosofía y tienen cosas muy chulas.

No olvidéis dejar un comentario con vuestra opinión y recordad que podéis seguirme en Instagram para no perderos nada sobre los productos que os enseño por aquí. Un besazo enorme, ¡muuuuuack!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s